La Mesa GT53 sobre autocaravanas.

El 20 de junio de 2007 asistí a la segunda reunión de la Mesa GT53 sobre autocaravanas. Asistí en representación de la Agrupación de Profesionales y Usuarios de Autocaravanas (ASPA), invitada por el Observatorio de Seguridad Vial.

Posteriormente la ASPA fué materialmente expulsada de la Mesa GT53 con el pretexto de que solo había un puesto para los usuarios y éste ya estaba ocupado por la Plataforma Autónoma de Autocaravanas.Creación de la Mesa GT53.-

Cuando se anunció la creación de la Mesa GT53 muchos autocaravanistas vimos en ella una oportunidad para que los usuarios pudiéramos hacernos oír en las diferentes administraciones. Se había abortado otra iniciativa, la PnL propuesta por el diputado señor Huertas, pero consideramos que ese era el precio que había que pagar por la Moción. Era la oportunidad para plantear los problemas a los que nos teníamos que enfrentar los autocaravanistas y, entre todos, proponer soluciones o iniciativas que condujeran a mejorar las condiciones del uso de nuestras autocaravanas.

La convocatoria a la Mesa GT53 se hizo pública y se anunció como un foro pluridicisplinar en el que estarían representados todos los estamentos de la Administración, junto a los usuarios y profesionales del sector, que incidían en el uso de una autocaravana.

El Organismo encargado de convocar y organizar los trabajos y extraer las conclusiones fue el Observatorio de Seguridad Vial que dirige la señora Anna Ferrer. En la Mesa deberían sentarse:

  • La Dirección General de Tráfico (6)
  • La Guardia Civil (1)
  • El Ministerio de Fomento (1)
  • El Ministerio de Medio Ambiente (1)
  • Las Comunidades Autónomas (2)
  • La Federación Española de Municipios y Provincias (3)
  • Los Profesionales del Sector (1)
  • Los Usuarios (2)
  • La Senadora (1)

Cada uno de los estamentos de la Administración tenían varios representantes, entre paréntesis se expresa el número de los que acudieron a la segunda reunión.

Los requisitos indispensables que deberían reunir las asociaciones de usuarios convocadas fueron:

  1. Que su ámbito de actividad fuera el Estado.
  2. Que su actividad fuera dedicada exclusivamente al ámbito del autocaravanismo

De las asociaciones existentes en aquellas fechas únicamente fue convocada la Plataforma Autocaravanista Autónoma (PACA).

Desde la ASPA, consideramos que reuníamos los requisitos necesarios para participar en las reuniones y, además, podíamos aportar iniciativas e ideas que sirvieran para contribuir a encontrar soluciones para los problemas de movilidad de las autocaravanas.

Consideramos que la Mesa era un activo conseguido a través de la Moción. Ese activo, a nuestro juicio, pertenecía a todo el colectivo y constituía una oportunidad real para mejorar.

Con estas premisas fui comisionado por la JD de la ASPA para ponerme en contacto con la JD de la PACA y tratar de establecer un vínculo de colaboración que contribuyera a trabajar más y mejor en la Mesa desde la perspectiva de los usuarios en cuyo beneficio se suponía que iban dirigidos los trabajos.

No obtuve ninguna respuesta del Presidente de la PACA, señor Varela, al que me dirigí por correo electrónico y tampoco respondió a varias de mis llamadas, hasta que al fin, conseguí, meses después, reunirme en el stand de la PACA durante la Fira de octubre de 2006 junto al vicepresidente señor Cerezo, siendo testigo de la reunión el señor Jurado presidente de ASEICAR.

La reunión duró algo más de dos horas, de pié, y a pesar de todos los argumentos no conseguí que la PACA aceptara a la ASPA como colaborador fuera o dentro de la Mesa. El argumento por su parte más repetido, con otras palabras, es que la PACA había sido nominada y a los demás nos tocaba aguantar.

Los acontecimientos se estaban precipitando. La Mesa fue constituida con la única presencia de la PACA en representación de los usuarios, el presidente, señor Varela dimitió y el vicepresidente, señor Cerezo, ocupó la presidencia y don José Cristóbal se hizo cargo de la representación de la PACA en la Mesa y de la vicepresidencia de la Entidad.

Mientras tanto la JD de la ASPA consideró que reunía los criterios que el Observatorio de Seguridad Vial consideraba necesarios para participar: ASPA era una Entidad legal, registrada, de ámbito nacional y estaba constituida y así constaba en los estatutos con el fin de defender los intereses de los autocaravanistas afiliados a las asociaciones agrupadas.

De esta forma hicimos una solicitud por escrito, solicitud que fue contestada por el Observatorio de Seguridad Vial pidiendo los documentos que avalaran la solicitud, a la cual respondimos con una declaración escrita de cada entidad de la Agrupación en la que se manifestaba que su presencia en la Agrupación respondía únicamente a la defensa de los intereses autocaravanistas al mismo tiempo que remitíamos una copia de los estatutos y un censo razonado del volumen de la masa social.

Segunda reunión de la Mesa.-

La solicitud fue aceptada y se nos invitó como miembros de pleno derecho a la segunda reunión de la Mesa que se celebró el 20 de junio de 2007.

A esta reunión asistí comisionado por una Entidad que demostró que representaba a más de 2000 usuarios de autocaravanas afiliados a la sección de autocaravanas de la UCC, a la sección de autocaravanas de la FECC y al club Lleure.

Una vez admitidos y convocados para la segunda reunión de la Mesa, establecí un planteamiento de los temas que ASPA iba a abordar en la reunión enviando un documento de cuatro páginas a la Directora de la Mesa. Este documento abordaba los principales inconvenientes que se planteaban a la hora de utilizar la autocaravana:

  • Ordenanzas Municipales
  • Denuncias por acampar

Antes de la reunión me puse en contacto con José Cristóbal portavoz de la PACA y J.M. Jurado, portavoz de ASIECAR y convinimos una cita antes de acudir a la reunión con el objetivo de unificar criterios desde el punto de vista de los usuarios. Ambos no opusieron ningún inconveniente a la incorporación de la ASPA en la Mesa, todo lo contrario.

De lo ocurrido en la Mesa puede dar fe el acta, y se realizó en un ambiente distendido donde antes de comenzar y al finalizar, tuve la oportunidad de intercambiar saludos y opiniones con varios de los asistentes, entre ellos la Directora del Observatorio de Seguridad Vial y la entonces Senadora, señora Chacón.

Debo aclarar algunos conceptos para situar el contexto en su lugar. La Mesa GT53 de autocaravanas se reunió en cuatro ocasiones. La primera de ellas para su constitución, la segunda fue de trabajo, en la tercera hubo algunas conclusiones entre ellas los borradores de la ITC 08/V-74 y el del Manual de Movilidad y la cuarta para el cierre y conclusiones.

Que tenga constancia, por parte de los usuarios únicamente se plantearon problemas concretos en la segunda reunión y lo hizo ASPA. Los usuarios no tuvimos oportunidad de aportar nuestras propias conclusiones y en la tercera reunión, la ASPA fue convocada y desconvocada de forma que quien asistió en representación de la PACA, Carmen Xicola en principio le informaron que no estaba convocada y al final le permitieron participar.

No es posible solucionar un tema tan complejo como el que afecta al uso de las autocaravanas en cuatro sesiones de hora y media en las que los temas, por parte de la administración presente se dan hechos. No hay aportaciones, no hay consensos y no hay lugar al trabajo en equipo.

El enfoque también de la Mesa fue corto e insuficiente. A pesar de que estuvieron presentes mandos de la Guardia Civil y de Medio Ambiente no se trataron temas que afectaban a la acampada, hoy uno de nuestros caballos de batalla. El tema de la movilidad, en el ámbito de tráfico, con la presencia de seis miembros de la DGT y en el seno de uno de sus Organismos hicieron que todos los huevos se pusieran en la misma cesta que al final se cayó y se rompió dejándonos en ayunas.

Hoy sabemos que el tema del uso de las autocaravanas está en manos de la normativa que regula la acampada y que las leyes de tráfico, reflejadas en la ITC 08/V-74, solo son eficaces y de obligado cumplimiento en el ámbito de las leyes de tráfico.

Se desaprovechó la oportunidad de tener sentados a la misma Mesa a mandos de la Guardia Civil que es la que ejecuta la persecución de los autocaravanistas aplicando las normas que regulan la acampada y a un representante del Ministerio de Medio Ambiente que es el responsable de la mitad de los expedientes que empapelan a los autocaravanistas por acampar.

La presencia de Fomento se relacionaba con las carreteras y las áreas de servicio en las áreas de descanso y en la señalización de las mismas, aspectos que no tenían nada que ver con el tema de mayor interés y la de La Junta de Andalucía en representación de las autonomías con dos miembros y la FEMP con tres, solo estaban, al parecer a título informativo, según se vio al final de la Mesa. Los usuarios, protagonistas del problema solo tuvimos una silla y fuimos los convidados de piedra.

La participación de la ASPA en la Mesa GT53 terminó en la tercera reunión con la escusa de que solo había una silla para los representantes de los usuarios. Mi participación finalizó después de haber intentado hacer mi trabajo en beneficio del colectivo al entrevistarme con el conocimiento de la Directora del Observatorio de Seguridad y en el seno de la Mesa con el Director de Sostenibilidad de la Costa y del Mar y en compañía de la otra Entidad participante, intentando preparar trabajo para las conclusiones en relación a la aplicación de la Ley de Costas a los autocaravanistas.

El incidente que ocasionó mi salida de la Mesa fue rocambolesco. Un personaje registrado en el foro de acpasion con el mote de leoalba, obtuvo de mi un mensaje privado en el que en un contexto determinado le comentaba que, en mi opinión, la senadora Chacón se equivocaba al escuchar exclusivamente a su asesor, Ansorena.

Ese mensaje, probablemente manipulado cayó en manos de la entonces senadora que o consideró insultante el comentario privado en un contexto determinado o leyó un texto insultante que nunca escribí montando en cólera, según me explicó un miembro de la ASPA y exigiendo mi expulsión de la misma.

Pedro Ansorena en diferentes participaciones en algún foro como Acenlibertad se jacta de que José Cristóbal y yo nos fuimos de excursión sin contar con el padre de la chica, en sus memorias me acusa de no conocer a la administración, cuando, con toda seguridad, el fue el promotor de mi salida y responsable de que un trabajo que pudo obtener resultados positivos y cuyo objetivo era evitar las denuncias del SEPRONA por infracciones a la Ley de Costas fuera abortado.

También se jacta de que fui expulsado de la Mesa. Eso no es cierto del todo. Sufrí una encerrona de la cual es sin duda el responsable, de cualquier forma salí de la Mesa a instigación suya que tuvo en sus manos el canal de comunicación abierto con la Senadora y la Directora del Observatorio de Seguridad Vial para verter cualquier calumnia o descalificación sin disponer de ninguna posibilidad para defenderme.

Dimití de mi responsabilidad en la ASPA por voluntad propia y tratando inútilmente de que la animadversión que sentía Ansorena, que disponía del poder de la mano de la Senadora y que no dudaba en emplearla contra sus enemigos personales, no salpicara al ASPA o la PACA.

Los miembros de la JD de la PACA son testigos de los improperios y de la furia desatada por Ansorena ante la traición de haber pactado con su mayor enemigo. La JD de ASPA no aceptó mi dimisión que hice irrevocable a pesar de las palabras de apoyo y comprensión de los miembros más destacados.

Presenté voluntariamente mi dimisión que la JD no aceptó y la hice irrevocable porque consideré que aún se podía salvar la participación de la ASPA en la Mesa. Me equivoqué ya que las conclusiones que contienen el llamado Manual de Movilidad se terminó sin tener en cuenta las aportaciones que hicieron expresamente las asociaciones de usuarios y únicamente, como explica en sus memorias con el trabajo, bastante chapucero de Pablo “El Marqués” y Pedro Ansorena.

Un pensamiento en “La Mesa GT53 sobre autocaravanas.

  1. Este tipo de documentos muy bien redactados dicho sea de paso, creo que son esclarecedores. En mi opinión, estos hechos, deberían haberse aclarado antes y haberse publicado en todos los foros. También está bien que esté aquí, como no.

    Con todo esto quiero decir que es importante conocer la historia para no incurrir en los mismos errores. Creo que es necesario un movimiento común coordinado para que no existan estos señores que acaparen toda la capacidad y potencialidad y con ello se terminen tornando en absolutistas despóticos. Cada día, creo más en ese consenso con todas las asociaciones, desde abajo para movernos al unísono y marcar los ritmos de actuación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s