Las redes sociales de los autocaravanistas

Un auténtico troll sueco

Efectivamente entre los usuarios de las redes sociales existen dos identidades, la real, la que proporciona el físico y otra virtual compuesta únicamente de información que funciona en dos sentidos.

Esta información no crea únicamente una imagen sino varias. Una, la que queremos transmitir con la información que proporcionamos y otra, la que percibe el receptor o el grupo receptor, cuando no media la presencia física de la persona.

Una información compuesta de datos pero también sensaciones y prejuicios que en la mayor parte de las ocasiones crean una imagen diferente a la real que existe tras la presencia física de la persona.

Judith hace también un estudio muy sutil del comportamiento de las personas cuya presencia en la red se basa en crear discordia. Los troll, cuya definición se deriva del inglés “trolling for suckers”, “pescando incautos”.

En los foros de Internet especializados en autocaravanismo existen los troll, sin duda, su comportamiento les delata. Wikipedia define al troll como:

Un trolltrol es un vocablo de Internet que describe a una persona que sólo busca provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia, provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los temas de las discusiones, o bien provocando reacciones incendiarias, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí. El troll puede ser más o menos sofisticado, desde mensajes groseros, ofensivos o fuera de tema, sutiles provocaciones o mentiras difíciles de detectar, con la intención en cualquier caso de confundir o provocar la reacción de los demás.

Las reacciones predecibles no solo se producen en usuarios novatos sino también en usuarios veteranos, doy fe.

Desde hace algún tiempo un presunto propietario de autocaravana, utilizando un nik compuesto, pulula por los foros poniendo su mala fe en intervenciones que, sin ninguna duda, tienen la intención de provocar reacciones incendiarias.

La mejor forma de evitar estos comportamientos detestables ha sido: “¡No des de comer al troll!”, sin embargo descubrir e informar a los usuarios de la red social es otra forma de enfrentarse a sus malas artes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s