La Vmax de las autocaravanas en el nuevo RGC

En octubre de 2007 publiqué un trabajo en la web Viajar en autocaravana titulado “La DGT en el imperio de los burócratas“. Un título quizá pretencioso, literario y provocador pero adecuado al tema. Tanto el título como el texto, al parecer, provocó la indignación de un oscuro personaje que aun hoy lo cita en su blog como el paradigma de la irreverencia hacia un Organismo infalible.Este oscuro personaje vive obsesionado por explicar al mundo a través de su blog su inestimable aportación al mundo autocaravanista y exponer su punto de vista sobre lo malvados que somos los demás por intentar hacer un trabajo que él no ha sabido y que tampoco ha permitido que lo hagan otros.

El tema del trabajo citado destaca que hasta el momento, la regulación de la velocidad máxima en las diferentes vías, se basa en la clasificación de los vehículos por destino de construcción que figura en el Anexo II del Reglamento General de Vehículos.

Mientras en el resto de la EU el límite de velocidad lo condiciona principalmente la masa máxima autorizada, en España es una condición subjetiva de índole burocrático la que establece los límites de velocidad.

Estos criterios han influido para que los autocaravanistas hayamos tenido que soportar una serie de bandazos en los límites oficiales de velocidad para las autocaravanas. En la reforma del RGC de 2003 el límite se situó en 90 k/h en las vías rápidas. En el de 2006, se nos olvidó o se nos ignoró. Pese a ello el criterio legal ha sido el de equiparar las ACs a los vehículos cuyos límites de velocidad son los máximos que corresponden a cada vía.

A pesar de todo únicamente las AC en cuya ficha técnica están clasificadas como 32 (AC) pueden legalmente circular a la velocidad máxima permitida en cada vía. Los mismos modelos o los mismos tipos de vehículos pero clasificados como 31 (Vehículo mixto) o 24 (furgón) tienen límites de velocidad inferiores.

Afortunadamente no ha habido consecuencias importantes para el colectivo. Algunas denuncias provocadas por radares provistos de sensores de altura y que fueron tramitadas sin comprobar la categoría del vehículo fueron anuladas una vez recurridas.

Este problema se verá subsanado en cuanto se publique el nuevo RGC que divide, para regular la velocidad máxima permitida, toda clase de vehículos en dos categorías que dependen de su MMA. De esta forma las AC cuya masa máxima autorizada sea inferior a 3,5 Tm podrán circular legalmente a la velocidad máxima permitida para cada vía, 120 k/h en las vías rápidas.

Se han disipado las dudas que se suscitaron cuando la DGT introdujo en la Instrucción 08/V-74 el criterio de que las AC debieran tener el límite de 100 k/h en las vías rápidas. Los usuarios no pudimos siquiera opinar gracias a la inestimable labor del oscuro personaje citado que se preocupó de impedirlo utilizando sus amistades.

Con esta medida España se incorporará a Europa en lo relacionado con los límites de velocidad de los vehículos en sus carreteras, autopistas y autovías.

Es necesario destacar que la trasposición definitiva de la directiva 2007/46/CE a un nuevo Reglamento General de Vehículos hará desaparecer las clasificaciones actuales de los vehículos para adaptarlas al Anexo II de la citada directiva marco.

En cualquier caso es de agradecer la previsión de la DGT que se ha anticipado a la reforma incluyendo en el borrador de trabajo del Nuevo Reglamento General de Circulación Urbana e Interurbana la regulación de las velocidades máximas de los vehículos, incluidas las autocaravanas, en función de su MMA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s