Movistar: Una mala experiencia.

A principios de febrero de este año cambie de Euskaltel a Movistar como proveedor de los servicios de telefonía móvil, fija y ADSL. Una mala decisión que me ha costado dinero y de la que me he arrepentido. No entiendo cuales son las ventajas económicas que justifican la permanencia ni la penalización.

Mis necesidades son: un teléfono fijo con tarifa plana para llamadas nacionales, ADSL para el acceso a Internet y dos terminales de telefonía móvil, uno de ellos con acceso a datos y el otro solo llamadas. Hasta febrero resolvía satisfactoriamente todas mis necesidades con Euskaltel con un costo mensual de entre 70 y 80 euros por todos los conceptos.

Pensando en ahorrar algo de dinero me acogí a la tarifa Fusión de Movistar. Cuando hice el contrato me explicaron que implicaba un compromiso de permanencia que acepté y me indicaron que debería abonar una cantidad extra de algo más de diez euros o hacer un contrato aparte para el segundo teléfono móvil que maneja mi esposa. Yo les indiqué que el segundo teléfono no manejaría datos y que su consumo estaría por debajo del mínimo para la tarifa más económica, me dijeron que no habría problema.

En la primera y segunda factura me cargaron 127,48€ y 133,96€ (62,66€ y 65,59€ por el uso de datos del segundo teléfono). No me indicaron que se podía desactivar el consumo de datos a pesar de que les indiqué cual era el uso que iba a hacer del teléfono, hice una reclamación y no me hicieron caso por lo que pedí una portabilidad del segundo móvil a Euskaltel.

Al poco tiempo Movistar hizo una campaña de ofertas de una tarifa fusión más económica y más reducida pero que cubre mis necesidades. Solicité cambiar de tarifa y me contestaron que tendría que abonar una penalización de 190,00€. No lo entiendo, estoy soportando una tarifa más cara que me ha hecho aceptar una permanencia por prácticamente el mismo servicio y además me obligan a pagar una penalización por el cambio. En la actualidad mi gasto de teléfono es el mismo que tenía con Euskaltel con la pifia de datos del segundo móvil de casi de 130,00€.

No pongo en duda de que todo esto es legal y tampoco cuestiono cual es la política comercial de Movistar. Si lo que quieren es un beneficio rápido exprimiendo a sus clientes lo que les ocurrirá a largo plazo es que sus clientes se vayan cuando puedan y que no vuelvan.

Además, la práctica es realmente desorbitada. Me insisten los operarios que debo abonar la totalidad de la penalización, 190.00€, cuando el contrato en la letra pequeña de la condiciones particulares en el punto 1) “Compromiso de permanencia”, se indica claramente que “…deberá abonar una cantidad en función del apoyo económico y del número de meses que haya respetado el compromiso…”. De estas condiciones, apoyo económico absolutamente ninguno y llevo ocho meses soportando un compromiso que nunca debería haber aceptado. Solo queda esperar al dictamen de la Oficina del Consumidor o en el peor de los casos a marzo del año próximo para irme a dejar mi dinero a otra empresa, probablemente a Euskaltel, de la que me arrepiento de haberme dado de bajo y donde al menos no obligan a permanecer cumpliendo un contrato en contra de la voluntad del cliente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s