El corazón de Marruecos

La carretera a orillas del Atlántico en las inmediaciones de Agadir

Agadir.-

El 25 de marzo llegamos al camping Atlántica Parc situado en Imi Ouadda a 27 kilómetros al norte de Agadir (30º35,24N / -09º45,08’W). Se trata de un complejo turístico enorme orientado principalmente al campismo en autocaravana en una urbanización de ladrillo en construcción en la costa y con todas las facilidades para el mantenimiento de las autocaravanas.

Confección de tapices para no pisar la tierra, toldos y tiendas complementarias, reparación y mantenimiento de la mecánica de las autocaravanas y área de mantenimiento de AC del grupo Trigano, pescadería con productos de la costa, Internet, alquiler y venta de parábolas para la recepción de satélite y un excelente complejo acuático gratuito para los residentes al precio de 105 DH diarios para estancias de menos de siete días.

La costa entre Agadir y Sidi Ifni según nos informan los veteranos, ha acogido y acoge miles de jubilados, en especial franceses y alemanes. Del camping salvaje, prohibido en la actualidad por las autoridades marroquíes, han pasado en su mayoría al campismo regulado con estancias prolongadas durante los meses de septiembre a mayo.

Agadir es una ciudad demasiado europea y turística en la que prima el cemento y dispone de una playa y un paseo marítimo realmente notables. Permanecimos dos días en el camping que aprovechamos para pasear en bicicleta por la costa y patear el paseo marítimo de Agadir.

Arganiere del camping "La Calme" cerca de Essaouira

La costa atlántica.-

El 27 de marzo llegamos al camping Internacional Wassay Beach en Sidi Wassay (situado al el borde del mar, en el Parque Nacional de Souss Massa. Este parque que se puede visitar en todo-terreno, y es una reserva biológica en la que se pueden observar aves y mamíferos y e incluso algunos ejemplares de gacelas.

El paisaje es interesante pero los atractivos consisten en el “dolce far niente” costero. Estimamos que todo lo que vamos a encontrar en la costa al sur es más de lo mismo y decidimos entrar en el Marruecos que buscamos, el desierto, las aldeas, las tradiciones: los zocos, las medinas, la tajina y el cuscús caseros.

Tiznit.-

No pareció interesante la ciudad en la guía y recalamos en el camping Internacional de Tiznit (29º41,65’N / -09º43,57’W), 70DH incluida la electricidad.

Un buen paseo en bicicleta y una visita medina inicia el contacto con el Marruecos que buscamos. El interesante zoco de las joyerías completa la visita a la ciudad.