Grecia

Ruinas de Olympia

Ruinas de Olympia

Olimpia (14 de Septiembre).-

Olimpia fue uno de los santuarios más importantes de la antigüedad donde se rinde culto a Zeus. En su honor se celebraban los juegos Olímpicos que significaban la unidad de las Polis y gentes de toda Grecia. En un lugar idílico, rodeado de pinos podemos visitar las ruinas del taller de Fidias, la Palestra, el gimnasio, el templo de Zeus, además del estadio olímpico. En el museo local se pueden visitar restos del lugar arqueológico relativos a los templos y juegos.

Una parte de los frontones del templo en el que se representa la lucha entre lapitas y centauros y los preparativos de la competición atlética de Pelópe y Enomao nos da una idea de su grandiosidad.

Mistras (18 de Septiembre).-

Lo excepcional de Mistras es su emplazamiento en un promontorio de seiscientos metros de altura. Desde su situación, en una inaccesible ladera, situado a 8 kilómetros al suroeste, domina Esparta y la cuenca del río Eurotas. Las iglesias y monasterios así como sus casas en ruinas, desvelan la importancia que tuvo como capital del despotado de Morea.

El origen de Mistras se remota al siglo XIII y fue partícipe en los acontecimientos históricos de la alta edad media. De su pasado esplendor quedan huellas en los monasterios de Vrondohíou, Pandánassas y Periviéptou, con sus iglesias, así como la Metrópoli (Catedral de San Demetrio), en la ciudad baja. Sante Sofía (S.XIV) y el palacio de los Déspotas (Cerrado por restauración) en la ciudad alta.

Es también muy interesante subir al castillo (Kastro), cuyas murallas y torres fueron construidas en el S.XIII y que se accede por un sendero serpenteante. Un buen calzado con suela dura y un bastón ayudan a llegar desde el parking situado en la ciudad alta. La ciudad baja también dispone de parking apto para AC.

Es de destacar que en los conventos femeninos no está permitida la entrada de varones con pantalón corto por lo que se ofrecen a la entrada unas graciosas faldas anudadas a la cintura. Naturalmente las mujeres deben vestir falda hasta debajo de las rodillas y llevar debidamente cubiertos brazos y hombros.