Marruecos 2006

Ourzazate (30.01.2006).-

Continuamos el viaje y llegamos a Ourzazate. Visitamos la Casbah de Taourirt cuyo exterior es muy interesante, y también visitamos la cooperativa de tapices a precio fijo.

Un grupo de mujeres trabaja en los telares. Nos explican que hay dos tipos de lana de oveja, una, la que se obtiene al esquilar las ovejas vivas y otra procedente de las pieles de los animales sacrificados. Esta última tiene un fuerte olor que se mantiene en el tiempo. También nos indican que hay tapices confeccionados con seda, con pelo de cabra y de camello.

Las alfombras de nudos cuestan a 750 DH el metro cuadrado, esto ya es una referencia. Los Kilim pueden tener diferentes precios dependiendo de la calidad, tipo de lana y del trabajo de bordado. Compramos una chilaba de invierno por 550 DH, es de buena calidad y de mi tamaño, pero tenemos la sensación de que nos hemos dejado engañar.

Camping Municipal de Ouarzazate. Llevamos recorridos 1.72 km. Intentamos recargar la bombona en el almacén territorial. Nos dicen que es imposible y tenemos que recurrir a un invento para acoplar una bombona de butano marroquí.

Continuamos el viaje hacia Zagora a través del Tizi-n-Tiniffift rebasando la cota de 1660 metros; descendemos hacia Agdz (se pronuncia Agadez). Ante nuestros ojos aparece el inmenso palmeral del Oued Draá. En el descenso soportamos un fuerte viento que nos hace redoblar las precauciones, en el horizonte se vislumbra una nube que nos indica una tormenta de arena.

Nos alojamos en el camping “L’Oasis Enchanteé” en El Arroumiat a dos kilómetros de Zagora. Un paseo de una hora por palmeral al atardecer nos relaja y nos pone en buena disposición para dormir. Estamos solos en el camping.

Zagora desde el Jbel Zagora, Qued Draa

Zagora desde el Jbel Zagora, Qued Draa

Zagora (31-01-2006).-

Amanece con una temperatura de dos grados. Nos dirigimos a Zagora donde aparcamos. Subimos en hora y media a la cima del Jbel Zagora a 974 metros de altitud. El paisaje es extraordinario, la superficie de roca negra calcinada por un sol implacable, debajo la arcilla roja.. El inmenso palmeral del valle del Draá se extiende sobre el cauce del Oued Draá y a ambos lados el gran desierto de piedra, la hamada.

El inevitable guía que nos ha conducido al parking nos cobra sus servicios llevándonos a una tienda de objetos de cambio “La Cueva del Truc”, intento cambiar la emisora de CB por un kilim y solo consigo quedarme con el kilim y la emisora y sin 700 DH, pero esta vez creo que hemos hecho una buena compra. En la tienda podemos admirar objetos antiguos como arcones de boda y puertas beréberes de cedro decoradas con latón, plata labrada y huesos de camello, auténticas joyas, cuyos precios de salida superan los 6.000 euros.

Regresamos hacia Ouarzazate atravesando otra vez el Tizi-n-Tiniffift con la intención de llegar hasta Aït Benhaddou, donde nos alojamos en el patio del café Auberge Fouddoud mientras las montañas del Alto Atlas se iluminan al anochecer en la lejanía.