La costa de Gipuzkoa.

Orio.-

Parking de la playa de Orio

Es una población con una larga tradición marinera situada en la desembocadura del río Oria. Dispone de una hermosa playa y de un amplio parking donde por el momento se puede estacionar. (43º17’13,86’’N/2º07’36,87’’W)

Entre el último meandro de la desembocadura del Oria, hay un bonito paseo que recorre la margen derecha apto para bicicletas.

Para los mejor preparados hay una ascensión hasta el Kukuarri, una cima secundaria de la sierra de Mendizorrotz, la misma que alberga el monte Igueldo que domina Donostia.

En su cima, de 377 metros de altitud, se encuentra la obra de Jorge Oteiza, escultor universal nacido en Orio, Andra Mari de Kukuarri, y se divisa una panorámica de gran belleza sobre Orio y la costa.

Orio tiene fama de sus asadores de pescado en especial el besugo y mantiene una amplia y variada oferta de restauración tradicional.

Zarautz.-

Dispone de una de las más vistosas y extensas playas de la costa cantábrica y una tradición turística, que se inicia cuando la reina de España Isabel II eligiera el palacio de Narros como residencia veraniega, y que acoge en la actualidad a personajes famosos de la aristocracia, del deporte y la política.

El crecimiento de la población, la construcción masiva de viviendas residenciales en una población dividida físicamente por la vía del ferrocarril y la N634, encajonada entre la autovía del Cantábrico y la costa, hacen que sea difícil estacionar un turismo y mucho más una autocaravana.

Para encontrar un estacionamiento hay que descartar de antemano las calles próximas a la playa y buscar acomodo en los barrios periféricos entre las vías del ferrocarril y la autopista.

Algunas referencias sitúan autocaravanas en la calle de Lapurdi paralela a las vías de ferrocarril a partir de las coordenadas 43º17’01,47’’N/2º9’42,31’’W (Información Aiako). Sin embargo es desaconsejable en verano. Una zona alternativa para pernoctar a dos kilómetros de la playa es el área recreativa de Asti (43º16’40,47’’N/2º09’’1,40’’W). (Fuente FurgovW.org). En verano durante el día puede haber afluencia de vehículos pero por la noche queda bastante solitario.

Aun así es una población que tiene suficientes alicientes para visitarla que vale la pena buscar un lugar donde estacionar para recorrer el casco antiguo con edificios civiles y religiosos interesantes de los siglos XV y XVI.

Es realmente apetecible recorrer el paseo marítimo que bordea la N634 de oeste a este, y continúa por la playa hasta llegar a su extremo este donde se encuentra el biotipo protegido de Iñurritza que constituye el estuario de la regata del mismo nombre.

Como en todas las poblaciones de Gipuzkoa existe una amplia oferta de gastronomía entre la que destaca el restaurante de Karlos Argiñano.