Portugal y Galicia.

Observatorio de aves en los Arribes del Duero (Aldedávila)

Parque de recreo en los Arribes del Duero (Aldedávila)

Aldeadávila.- (12.09.2009)

Después de comer partimos hacia Zamora. Nuestra intención era visitar la ciudad y quedarnos a dormir, pero en el parking que habíamos previsto había un par de coches calcinados y el lugar parecía solitario al pié de la fortaleza, así que decidimos continuar viaje después de la visita.

Como siempre que visitamos la catedral nos impresiona el magnífico cimborio de influencia bizantina. Completamos el recorrido con una visita a la muralla y al castillo con los restos del antiguo alcázar. En uno de los laterales se estaban asando a fuego lento un par de terneros de los que se iban a dar cuenta a partir de las 8 de la tarde, lamentamos perdernos esta oportunidad de degustar este tipo de asado.

Pernocta: Área para autocaravanas de Aldeadávila en los Arribes del Duero, 41º13’º13’’N / 6º36’50’’W. Se trata de un área un poco en cuesta al lado de un albergue, lugar tranquilo y seguro donde los haya. Dispone de los elementos necesarios para vaciar y cargar depósitos cómodamente aunque la maniobra sea un poco complicada.

Salimos en bicicleta hasta el mirador de aves por unos caminos de tierra y piedra con algunas fuertes pendientes que hacen tirar del ronzal de nuestras “burras”, podemos avistar águilas y buitres, así como el impresionante paisaje de los arribes.

Una comida en el restaurante Rinconada de las Arribes, tabla de ibéricos, chuletón de morucha, postres, vino y café (42 €). Por la tarde damos un paseo hasta el Picón de Fermín y volvemos a la misma área para pernoctar.