Alemania y Polonia

Integrar en el entorno al visitante20.05.2007. En Hildesheim aparcamos cerca de centro (52º8’19.42’’N/9º57’15’’E) y visitamos a bordo de nuestras bicicletas el núcleo comercial. La Markplatz felizmente reconstruida en 1980 cuyo único elemento original es una fuente situada frente al Rathauss. La St.Michaeliskirche, Patrimonio mundial de la UNESCO estaba cerrada al público por obras. De la visita a la Dom, destacan los impactantes bajorrelieves originales de la puerta, de 5 metros de altura que se salvaron milagrosamente del bombardeo aliado del 22 de marzo de 1945.

Después de comer salimos hacia Wolfenbütel donde estacionamos en el parking del castillo. La visita al pueblo es una delicia cada casa compite con la de al lado en belleza y originalidad. La idea primitiva era quedarnos a pernoctar en el parking del castillo, pero como estábamos solos nos pareció un poco llamativo y como quedaban un par de horas de luz, decidimos continuar hasta Wenzlow donde pernoctamos sin problemas en una de sus calles (52º17.934’N/12º26.774’E).

21.05.2007. Llegamos al parking de autocaravanas de los jardines de Sanssouci, en Potsdam, sobre las 10 de la mañana (10 euros, cuatro horas, 2 euros cada hora suplementaria y 10 euros la noche de 20:00 a 08:00 horas).

Tomamos un pequeño autobús que nos desplaza por el impresionante entorno de jardines y palacios. Posteriormente, y aunque está estrictamente prohibido, imitando a otros visitantes, nos damos una vuelta en bicicleta disfrutando de la sombra de los árboles, pues hace bastante calor.

El parque es un extenso espacio situado al oeste de la ciudad donde se han construido varios palacios, el Schloss Sanssouci, rococó, con el jardín siciliano. El Orangeriesscholoss, el Neues Palais, barroco y el Schloss Charlottenhof.

En el Altstadt se encuentran las puertas del S.XVIII y el pintoresco barrio holandés que lo forman algo mas de un centenar de viviendas de ladrillo rojo construidas por trabajadores de esta nacionalidad en el S.XVIII.