Alemania y Polonia

Torres sobre el Vístula

27.05.2005. Tardamos bastante en llegar al santuario mariano de Czestochowa porque la salida de Cracovia es complicada y por la circulación dominguera. También nos cuesta encontrar la basílica porque no hay muchas indicaciones en la calle, por fin un letrero nos indica “Jasna Gora” y conseguimos estacionar en la parte trasera.

La imagen de Juan Pablo II es omnipresente y podemos encontrar en el santuario similitudes con otras localidades de peregrinación que ya conocemos como Fátima o Lourdes. Czestoschowa recibe unos cinco millones de peregrinos al año y tiene para nosotros un interés tanto como fenómeno social como lugar de visita.

Es domingo y estamos en la proximidad de la fiesta del Corpus Christi. El complejo mariano está inundado de familias endomingadas que asisten desde todos los rincones de la región con niños que han hecho primera comunión en estas fechas. Comemos en un restaurante local, (24 euros con los cafés) y salimos para Wroklaw a cuyo camping llegamos sobre las siete de la tarde.

28.05.2007. Salir de Polonia nos cuesta trabajo pues a pesar de circular por una autopista gratuita, las innumerables obras y las deformidades de la calzada, hacen que tengamos que sufrir media docena de atascos.

El área de Bautzen donde estacionamos para pernoctar es un angosto lugar para unas seis autos en el solar de una vieja fábrica abandonada y convertida en un lugar cultural. Hay un punto para vaciado y suministro de agua. Compartimos el lugar con otra autocaravana y una caravana.

Se trata de una población que está situada en un profundo valle del río Spree que conserva parte de su recinto amurallado y las torres medievales que lo dominan desde un acantilado

Dispone de una Dom que ejerce de catedral católica e iglesia protestante divididas ambas zonas de culto por una verja, única iglesia de estas características en Alemania.

Su Altstadt conserva muchos edificios históricos, incluidas 17 torres y murallas de las fortificaciones. En ellos coincidimos con la celebración de los festivales sorabos que es una minoría étnica alemana de ascendencia eslava. En cada plaza se han instalado carpas para exhibiciones musicales, mercadillo medieval, atracciones música bebida y fiesta, al estilo alemán, hasta las nueve de la noche.

Es particularmente interesante el cementerio situado, dentro de las murallas, encima del área para autocaravanas que integra las ruinas de una pequeña iglesia gótica y desde cuya posición se divisa un bonito panorama. Participamos de la fiesta, y nos retiramos cansados y alegres.